219-0000 anexo: 8670

ACERCA DE NOSOTROS

TESTIMONIOS

ABELARDO CAVERO GARAY, NEUROCIRUJANO ESPECIALIZADO EN EL TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO DE LA HIDROCEFALIA Y LOS QUISTES CEREBRALES.

Hasta la actualidad son más de trescientos pacientes operados con el endoscopio cerebral, tanto niños como adultos, logrando resultados muy satisfactorios. Con el endoscopio es suficiente una operación, a veces dos operaciones, para controlar e incluso curar a la mayoría de pacientes con hidrocefalia o quistes cerebrales. Con las válvulas se pueden controlar la hidrocefalia y los quistes cerebrales, pero no curan la enfermedad y tienen muchas complicaciones y reoperaciones.

CIRUGIA CON EL ENDOSCOPIO CEREBRAL

El neuroendoscopio nos permite realizar operaciones complejas en zonas profundas del cerebro a través de un pequeño orificio. Lo más importante, durante la operación estamos viendo lo que estamos haciendo en una pantalla de alta definición.

Es muy útil en casos de hidrocefalia y quistes, llegando a curar estas enfermedades sin tener necesidad de usar las válvulas. Algunos tumores cerebrales, especialmente los ubicados dentro del ventrículo, se pueden biopsiar o extirpar completamente con el neuroendoscopio dejando una pequeña cicatriz en el cerebro y la piel. Asimismo con el neuroendoscopio podemos extirpar los cisticercos, parásitos cerebrales causantes de hidrocefalia, muy frecuentes en nuestro país. También se puede retirar un catéter perdido dentro del ventrículo o limpiar un catéter obstruido sin necesidad de cambiarlo por otro nuevo.

CÓMO ES LA OPERACIÓN?

Hacemos un pequeño agujero en el cráneo e introducimos el endoscopio y los  instrumentos endoscópicos. El objetivo es abrir un pequeño túnel para que el líquido acumulado escape del cerebro, sin necesidad de colocar los conocidos sistemas de drenaje ventricular, este túnel se hace mirando directamente dentro del cerebro con el neuroendoscopio que tiene acoplada una cámara de video.

En pacientes con hidrocefalia llegamos al ventrículo cerebral lateral y luego al III ventrículo, abrimos un pequeño orificio en el piso del III ventrículo para que el líquido salga del cerebro. En hidrocefalia multiquística o multitabicada, podemos convertir varias cavidades en una cavidad única y luego crear una salida para el líquido en el piso del III ventrículo o colocarle una válvula en vez de colocar varias válvulas.

Si es un quiste aracnoideo podemos drenar el líquido hacia el espacio subaracnoideo que está afuera y rodea al cerebro, de esa manera el líquido atrapado escapa y se reduce el tamaño del quiste aliviando al cerebro. Si hay un tumor o un parásito dentro del ventrículo causando la hidrocefalia, con el endoscopio los extirpamos normalizando la circulación del líquido cefalorraquídeo y curando la hidrocefalia.

Gracias Dr. Cavero , cuando llega el momento de dejar tu salud en alguien, la desconfianza e incertidumbre se nos viene encima, es difícil contactar a aquella persona a quien le puedas brindar tu confianza y el doctor a usted, este fue mi caso, con el Dr. Cavero encontré esa relación recíproca Paciente - Dr. , La experiencia y buen espíritu se nota desde la primera consulta, Muy buena experiencia y por eso recomiendo los servicios de Neuroscopio.

Gustavo L. Salcedo.

Neuroscopio, Es complejo poder describir la gratitud que tenemos mi familia y yo al Dr. Cavero, ya que muy aparte de ser un excelente profesional, se destaca su buen trato y prestancia, siempre allí para brindar una respuesta y mantener bien informado, yo hice una búsqueda amplia en encontrar un Neurocirujano y gracias a Dios tomamos la decisión correcta con el Dr. Cavero, Gracias totales.

Anthony G. Encarnación.

La Hidrocefalia, Es frustante, uno se vuelve hasta Dr. de tanto leer, cuando el problema aqueja, decidí tomar los servicios con el Dr. Cavero, en momentos de alta tensión, en verdad es gratificamente poder dejar la vida de tu ser más querido en un PROFESIONAL, El Dr. Cavero y la Hidrocefalia es una fórmula que funciona y bien, por eso recomiendo los dedicados servicios del Dr. Cavero y Gracias por todo.

Juan Kuga.

SERVICIOS

CIRUGÍA DE EPILEPSIA

CIRUGÍA PARA EPILEPSIA REFRACTARIA

LESIONECTOMÍA:
Consiste en la remoción de una lesión epileptógena. Se extirpa la lesión y, si es necesario, el área adyacente a la zona afectada. La lesión puede ser un cavernoma, un tumor, una cicatriz o una malformación cerebral. El paciente tiene muchas posibilidades de quedar libre de las crisis e incluso en algunos casos puede dejar de tomar las medicinas. En este caso se extirpó un cavernoma y se controlaron las convulsiones.

LOBECTOMÍA TEMPORAL:
Cuando se presenta una lesión en el lóbulo temporal, como la esclerosis mesial o una displasia cortical, que puede causar una epilepsia parcial compleja intratable con medicamentos, se debe realizar cuanto antes una lobectomía temporal que siempre debe incluir amígdalohipocampectomía. Se aprecia una displasia del lóbulo temporal. Con la cirugía se controlaron las crisis.       

CALLOSOTOMÍA:
En otras ocasiones no se puede identificar un foco o lesión causante de las convulsiones, en esos casos se divide el cuerpo calloso, sea total o parcialmente, para separar los hemisferios cerebrales, la operación es una callosotomía. Se indica especialmente en las crisis atónicas que no mejoran o no se pueden controlar con medicamentos.

HEMISFERECTOMÍA FUNCIONAL:
Cuando la epilepsia es originada en gran parte o todo un hemisferio cerebral, como en la encefalitis de Rasmussen o la hemimegalencefalia, se recomienda una operación llamada hemisferectomía funcional. Se resecan algunas zonas del cerebro enfermo y se desconectan amplias partes del hemisferio cerebral afectado para impedir que las crisis se propaguen.

Leer más

PSICOCIRUGÍA O CIRUGÍA DE LA CONDUCTA:

La psicocirugía se conoce también como cirugía de los transtornos de la conducta, porque la operación está enfocada a controlar sólo algunos síntomas o signos de la enfermedad, no cura la enfermedad de fondo pero la hace más manejable con los medicamentos indicados por los psiquiatras.

AGRESIVIDAD INCONTROLABLE O IRREDUCTIBLE:
La cirugía se reserva para los pacientes que presentan agresividad que no pueden ser controlada con medicamentos. Estos pacientes se hacen daño  ellos mismos o  causan daño a otras personas, incluso lesiones graves, sin motivo justificado. Muchos de estos pacientes necesitan estar internados en una institución, algunos quedan recluidos en su domicilio bajo el cuidado de sus familiares o una persona preparada, porque son un riesgo tanto a sus familiares como al mismo paciente.

Antes de decidir por el tratamiento quirúrgico se debe hacer una evaluación preoperatoria por un equipo multidisciplinario dirigido por el psiquiatra del paciente. El objetivo de la cirugía no es que el paciente deje de tomar los medicamentos, el objetivo es controlar la agresividad. La cirugía siempre se hace con métodos estereotáxicos, nos permite llegar al punto exacto donde debemos colocar el electrodo y causar una pequeña lesión térmica. En la foto vemos el caso de una niña de doce años, portadora de una cromosopatía con agresividad incontrolable, que operamos el año 2010. Se observa el trayecto de los electrodos, ambas puntas llegan a los núcleos hipotalámicos posteriores, que es la zona que debemos lesionar para controlar la agresividad.

Los principales requisitos para que un paciente sea sometido a cirugía de la agresividad es que los psiquiatras tratantes y los familiares, y a veces el propio enfermo, reconozcan que la agresividad ya no puede ser controlada con los medicamentos. El paciente debe continuar con el tratamiento psiquiátrico y psicologico luego de la operación.

TRANSTORNOS OBSESIVO COMPULSIVOS Y DEPRESIÓN SEVERA:
La neurocirugía estreotáxica también se puede aplicar en otras enfermedades psiquiátricas. Como siempre el primer requisito es que no puedan ser controladas con medicamentos. Dentro de estas enfermedades están los transtornos obsesivos compulsivos y la depresión severa. Las áreas del cerebro donde se debe llegar en la operación dependen de cada caso en particular, ya que la cirugía en estos casos es lo más individualizada posible.

Leer más

CIRUGÍA DE LA HIPERHIDROSIS

TRATAMIENTO DE LA HIPERHIDROSIS O SUDORACION EXCESIVA:
La sudoración es un mecanismo fisiológico para controlar nuestra temperatura corporal, está influenciada por la temperatura ambiental, la temperatura corporal, así como por nuestras emociones. En algunas personas se convierte en un problema cuando la sudoración es exagerada, y no guarda relación con la temperatura ni a las emociones, es lo que se llama hiperhidrosis. Luego de una evaluación médica completa que nos permita descartar alguna patología causante del exceso de sudoración, se deben aplicar primero antitranspirantes de aplicación local para dismiinuir el exceso de sudoración. En los casos refractarios a estos métodos está indicado el tratamiento quirúrgico de la hiperhidrosis, se realiza mediante una operación conocida como simpatectomía cervico torácica. Esta operación antiguamente era muy cruenta, pues había que abrir el tórax para exponer la cadena simpática con los riesgos y complicaciones inherentes. Actualmente se puede hacer la misma cirugía con un endoscopio , se obtienen excelentes resultados y el paciente puede salir de alta el mismo día. La cirugía la realiza un equipo multidisciplinario que incluye al Neurocirujano y Cirujano de Tórax.

Leer más

ENDOSCOPIA CEREBRAL

El avance de la tecnología ha permitido miniaturizar los equipos necesarios para la cirugía del cerebro, ahora con una mínima apertura se pueden realizar muchas operaciones complejas, algo inimaginable hace muchos años.

Algunos ejemplos:
Hidrocefalia: Especialmente útil en los casos de hidrocefalia obstructiva, este tipo de hidrocefalia puede ser causada por tumores intra o extra ventriculares; por parásitos como neurocisticercosis.

Quiste aracnoideo: Puede ser congénito o adquirido, comprimen una parte del cerebro. La neurocirugía endoscópica es la alternativa a la colocación de los drenajes quisto peritoneales.

¿Cómo es la operación en hidrocefalia o quiste?
Consiste en abrir un pequeño túnel para que el líquido acumulado escape del cerebro, sin necesidad de colocar los conocidos sistemas de drenaje ventricular, este túnel se hace mirando directamente dentro del cerebro con el neuroendoscopio que tiene acoplada una cámara de video.

Tumores intraventriculares:  Son lesiones que se localizan en las cavidades del cerebro flotando dentro del líquido cefaloraquídeo. Una cirugía abierta sería muy traumática y peligrosa, ahora se pueden extirpar completamente con menos riesgo y menores complicaciones con el neuroendoscopio.

¿Cómo se operan los tumores intraventriculares?
Se introduce el neuroendoscopio y luego, mirando directamente el tumor desde muy cerca, con la ayuda de instrumental especial, se procede a retirar el tumor, dejando muy pequeñas cicatrices en el cerebro, el cráneo y la piel.

¿Qué otra patología se trata con el  neuroendoscopio?
Cada día aparecen nuevos usos para el neuroendoscopio, los mencionados son los más comunes,  no existe zona del cuerpo donde el neuroendoscopio no pueda llegar y cirugía que no se pueda realizar.

Leer más